VERDADERAMENTE, SIEMPRE CONTIGO.

BLOG





2011

EL PARTIDO DE LA U PERDIÓ LA DECENCIA

Bogotá D.C, agosto 18 de 2011

Dr.
JUAN FRANCISCO LOZANO
Director Partido de la U
Bogotá D.C.

Respetuoso saludo:

Asombro, desaliento, estupor, desilusión, impotencia, confusión; fueron algunas de las emociones que pude experimentar al comprobar durante varias semanas lo que mis ojos veían y mis oídos alcanzaban a escuchar en medio de corrillos generados por quienes aspiraban a que el Partido de la U les reconociera un aval con el cual pudieran hacer realidad un sueño que alcanzarían en nombre del que fuera hace nueve años la esperanza para quienes veíamos agonizar los partidos tradicionales. Oh sorpresa! El partido de la U estaba convertido en una simple personería jurídica que daba y quitaba avales obedeciendo al capricho de "los políticos mañosos" de las regiones del país. No valía que el aspirante ofreciera la mejor hoja de vida, su profesionalismo, sus sanas costumbres y principios garantes de la transparencia y buen manejo de la cosa pública, no importó el apoyo al candidato de quienes aún creemos que los partidos deben ser orientados por gente honesta, proba, limpia como lo pregonan a los cuatro vientos los partidos y movimientos. No señores, eso no valió la pena; pudo más en muchas regiones del país, el poder político corrupto de los gamonales que haciendo vanidad con su credencial bofetearon al mas humilde provinciano que inocentemente desconocía la astucia y el engaño con que se direccionan algunos partidos en Colombia.

Durante dos meses largos estuve a la espera de la decisión del Partido de la U para que le reconociera el aval al candidato para la alcaldía del Pital Huila Dr. HECTOR EDUARDO FIESCO ALVAREZ, fueron días enteros en los que se abusó de mi paciencia para que estuviera como JESÚS antes de su muerte "de Herodes a Pilatos", de Juan Lozano a Juan Camilo, de Juan Camilo al Director del Partido en Neiva, del Director al Senador Gechem, de Gechem nuevamente a Juan Camilo, Juan Camilo a la Dirección Nacional, de la Dirección Nacional a la Veeduría, de la Veeduría al Consejo Nacional de Ética, de éste al jurídico del Partido; y así por repetidas ocasiones hasta que acudí a la Veeduría; aquí empezaría otro viacrucis: Dra. Estefanía al Dr. Mayorga con la atención extraordinaria de la Dra. Genny y demás empleados. (Debo destacar y reconocer que es la única dependencia del Partido de la U donde obró la rectitud y la legalidad). Aquí se tomo una decisión trascendental en tan sólo ocho días, la que creí sería por obvias razones acatada por parte del Secretario General. Nada, como si hubiera sido poco el tiempo que llevaba demostrando lo correcto, probado y ordenado por la Veeduría del Partido, el viacrucis se repitió como si nada, este ciudadano tenía que seguir esperando hasta que agotara su paciencia, pero gracias a mi formación no les di ese gusto, seguí confiando en la "PALABRA" porque creo que es lo último que el hombre puede perder; y ya la había empeñado el Secretario del Partido Dr. Juan Camilo Restrepo, aquí algunas de sus frases: Váyase a trabajar que el aval es de ustedes, el otro candidato no tiene nada que hacer, está inhabilitado, puede venir hasta el mismo Papa, pero aquí mando yo (haciendo referencia a las presiones del Senador Gechem), no crea en chismes sino en lo que yo le digo aquí; en fin, fueron tantos los días que estuve por esas oficinas, que las frases serían interminables.

La historia es larga pero la resumo así: La veeduría del Partido ordenó mediante resolución 004 de 2011 revocar el aval al candidato inhabilitado, no obstante éste se inscribió ante la registraduría municipal de El Pital con la anuencia del Senador Gechem, por mi insistencia para el cumplimiento de la ley, el candidato avalado renunció, Oh sorpresa! Habiendo pasado el periodo de inscripciones, el partido de la U recibió una terna donde no figuraba el Dr. HECTOR EDUARDO FIESCO ALVAREZ, y de ésta tomaron el nombre del nuevo candidato, lo avalaron y se inscribió en la registraduría el pasado 16 de agosto.

CONCLUSIÓN: El Partido de la U atendió el capricho y la arrogancia del Senador Jorge Eduardo Gechem Turbay, el tiempo perdido de este ciudadano creyendo aún en la verticalidad y manejo honorable de la U fue infructuoso, burlaron el Estado de Derecho con esa inscripción acelerada y dudosa del ternado desconociendo el trabajo permanente, constante y honesto por más de un año del Dr. HECTOR EDUARDO FIESCO ALVAREZ, deja en claro el partido de la U que su única dependencia que merece toda credibilidad – LA VEEDURÍA- , sus decisiones no tienen ningún valor.

Por todo lo anterior, me considero con todo el derecho para afirmar que EL PARTIDO DE LA U PERDIÓ LA DECENCIA.

Con sentimiento de patriota y el mayor de mis deseos para que los colombianos volvamos a creer en los soportes de la Democracia – los partidos políticos - me suscribo atentamente:

ANTONIO MARIA ROJAS CASTILLO
c.c. No. 83.225.694 El Pital
C.C. Secretario General
Veeduría del Partido
Consejo Nacional de Ética
Prensa hablada y escrita
Antonio Maria Rojas Castillo (18/08/2011)



Antonio María Rojas Castillo